Año 400
J. Berger, J. Moyano, P.Baños, G. Iglesias
"Año 400" es una serie de ficción, de producción propia, hecha por y para andaluces, que se ambienta en los últimos años del Imperio Romano.

Castellarus de Roma

Corre el año 400 y Roma está al borde del precipicio, ¡el Imperio se rompe! No sólo por las amenazas de invasión que llegan desde todas las fronteras (“esos bárbaros que sólo vienen a quitarnos el trabajo y a imponernos su cultura”, se quejan los pobres romanos) sino también porque desde dentro son muchos los “radicales” que tratan de romper el Imperio. ¡Ay, si volviera el que tenía que volver! Julio César, se entiende, que si levantara la cabeza se les iban a quitar las ganas de fraccionar el Imperio a estos fundamentalistas de ideas subversivas. Y si hay un pueblo que mejor ejemplifica este momento tan convulso que vive el Imperio en el año 400 es, sin duda, Castelarus. Situado en algún lugar al sur de Hispania, Castelarus es un crisol donde conviven todo tipo de personajes, desde los más pro imperialistas, a los más radicales anti sistema.

Y para poner un poco de orden en la Villa (y por qué no decírselo, para quitárselo de en medio porque es un poco desastre) el Emperador ha enviado a un nuevo gobernador: el gran Magníficus.cuando llega a Castelarus pretende imponer sus normas y costumbres a todos sus habitantes, que para él son unos bárbaros, y no entiende su extrañas costumbres y tradiciones.

Algunos le harán la pelota y otros, los más radicales, intentarán acabar con él. Así, cual “13 Rue del Percebe”, la historia de 400 d.C. nos es narrada a través de “viñetas” en clave de humor en cada una de las cuales conoceremos a los personajes que conviven en Castelarus y sus numerosas desventuras y tribulaciones. Personajes como Matasanus, el médico local, un galeno que ni sabe leer pero que le pone mucho empeño a su profesión, aunque más de un paciente no salga vivo de la consulta a la que fue para curarse un padrastro.

Pleita, la abogada local que conoce las leyes de oídas y jamás ha ganado un juicio... más bien perdió el juicio hace mucho, mucho tiempo. Hipotecus, un especulador propietario del banco local capaz de vender el mismísimo fin del mundo con todas las facilidades, incluyendo hipoteca a 85 años prorrogables.

O el representante de la pequeña y mediana empresa, un trabajador autónomo llamado Flemancio que montó un muy digno negocio de venta de esclavos, a los que vende con todos los papeles en regla, seguro a terceros y un mes de garantía (si no sobreviven a ese mes, te lo cambia por otro de igual o menor valor). Y no pueden faltar los gladiadores, que se dejan la piel (literalmente) en la arena los domingos.

Los legionarios, que ya ni defienden Roma porque bastante tienen con defenderse a sí mismos de los peculiares habitantes de la villa. Los senadores, a los que puedes corromper en cómodos plazos para que aprueben las leyes y edictos que te apetezca. Todos los personajes característicos de la Roma clásica y muchos totalmente originales y, siempre, divertidos y disparatados, se dan cita en este pueblo tan insólito como descabellado. Sean bienvenidos Al año 400.

 

La Zanfoña Producciones
twitter facebook
Telefonos
955 98 29 81 - 955 98 29 78
955 98 29 79 - 955 98 29 81
658 46 55 04 - 669 29 45 29
Direccion
PROFESOR TIERNO GALVÁN, 60
41900 COCA DE LA PIÑERA
SEVILLA.